02. El Realismo

1. La segunda mitad del siglo XIX

 • La segunda mitad del siglo XIX en Europa está marcada por las transformaciones socioeconómicas de la revolución industrial.

• En España se sucedieron el reinado de Isabel II, la I República y la Restauración de la monarquía en 1875 con Alfonso XII.

2. La literatura realista. Características

 • Se sustituye la exaltación sentimental y la imaginación romántica por la observación y la representación fidedigna del entorno.

• Se pretende retratar la realidad de forma verosímil y crítica.

• El género más cultivado es la novela.

3. La novela realista

 • Los rasgos fundamentales son estos:

– Interés por la realidad y lo cotidiano.

– Tratamiento de temas actuales.

– Búsqueda de la objetividad y el verismo.

– Presencia crítica del autor.

– Empleo del narrador omnisciente.

– Estilo sobrio y sencillo.

– Cuidada recreación del habla de los personajes.

 

4. El Realismo en Europa

 • Realismo en Francia: destacan Stendhal (Rojo y negro), Balzac (La comedia humana), Flaubert (Madame Bovary) y Zola (La taberna o Naná).

• Realismo en Rusia: destacan Dostoievski (Crimen y castigo o Los hermanos Karamázov) y Tolstoi (Ana Karenina o Guerra y paz).

5. Realismo y Naturalismo en España

 • Se distinguen tres etapas: Prerrealismo, Realismo y Naturalismo.

• El Prerrealismo comenzó en 1849 con La Gaviota, de Fernán Caballero. Se caracteriza por el tono costumbrista y el propósito moralizador.

• El Realismo comenzó en 1870 con La Fontana de Oro, de Benito Pérez Galdós. El narrador realista es más objetivo y crítico y retrata la psicología de los personajes.

• El Naturalismo comenzó en 1881 con La desheredada, de Galdós, a partir de la influencia de Émile Zola. Recrea los aspectos más sórdidos de la existencia y explica la realidad a partir de la herencia genética y el determinismo biológico y social.

 

6. Datos biográficos y bibliográficos de Benito Pérez Galdós y Leopoldo Alas “Clarín”